NUESTRO ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

A los pies de la impresionante Sierra Nevada, nuestros 287 olivos toman el sol en las alturas del pueblo de Vélez de Benaudalla enclavado a orillas del río Guadalfeo. Aferrados a los bancales de piedra arcillosa, polinizados por el suave viento de Levante, nuestros árboles ofrecen un campo de juego para camaleones y cabras montesas. Este es el entorno ideal para que nuestras aceitunas de la variedad Picual desarrollen sus excepcionales sabores.



Según la tradición ordeñamos el olivo, es decir que cosechamos las aceitunas a mano o con un rastrillo de verdeo. Los frutos que están en la ramas más altas se recolectan con largas varas de castaño.

Recogidas en grandes mantos, separamos cuidadosamente las aceitunas de las ramas y de las hojas, con cuidado de no pisarlas. No se coge ninguna fruta que haya caído prematuramente al suelo. Además, la cosecha se realiza siempre con tiempo seco y soleado. Las aceitunas se conservan durante unas horas en cajas aireadas antes de ser transportadas al molino del pueblo vecino.

De este modo, nos aseguramos de que sólo se seleccionen aceitunas excepcionalmente frescas. La cosecha tiene lugar a principios de noviembre, cuando las aceitunas verdes empiezan a tomar tonos rojizos y violáceos. En ese momento, que llamamos el envero, el fruto ha realizado toda su lipogénesis (proceso de formación del aceite) y ya contiene todos los elementos que darán un aceite de gran sabor y calidad nutricional.

Con la furgoneta cargada, el habitáculo se llena de un aroma de frutos rojos. Un viaje de 20 minutos nos lleva al pueblo de Órgiva, donde hace unos 30 años se estableció un molino ecológico fundado y mantenido por personas apasionadas.

Aquí nuestras aceitunas multicolores se inspeccionan y se limpian cuidadosamente. A continuación, se trituran y amasan durante más de una hora para obtener un "zumo de fruta puro". El aceite de oliva es uno de los pocos, si no el único, aceite comestible que no se obtiene mediante el refinado y la adición de sustancias químicas, sino únicamente mediante procesos mecánicos. Esta operación se realiza a una temperatura de 22°C, muy por debajo del umbral de 27°C que garantiza la "extracción en frío". De este modo, conservamos todas las vitaminas y elementos que definen el sabor y el aroma característicos de la variedad Picual.

La pasta de aceitunas se decanta, se tamiza y se centrifuga. El orujo, es decir, la pulpa, la piel y los fragmentos de hueso, se utilizará como abono para los olivos y como combustible para el molino. Nada se pierde, todo se recicla.

El trabajo de todo un año da por fin sus frutos. Ha nacido nuestro oro líquido. Ya podemos saborear las notas de avellana e hierba recién cortada con un toque de acidez y picante. El aceite de oliva virgen extra extraído en frío a 22°C puede disfrutarse ahora con un pequeño trozo de pan.

Información nutricional

Valores medios por 100 g

Valor energético

3696 Kj / 899 Kcal

Cantidades de grasas, de las cuales

100 g

     grasas saturadas

16 g

     grasas monoinsaturadas

79.4 g

     grasas poliinsaturadas

4.2 g

Hidratos de carbono

0 g

de los cuales azúcares

0 g

Fibra alimentaria

0 g

Proteínas

0 g

Sal

0 g

Vitamina E (alpha-tocophérol)

17.2 mg

RICO EN GRASAS MONOINSATURADAS

La sustitución de las grasas saturadas por las insaturadas en la dieta ayuda a mantener los niveles normales de colesterol en la sangre. El alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados de nuestro aceite de oliva virgen extra de 22°, en comparación con los ácidos grasos poliinsaturados, también lo hace más estable durante la cocción.

ALTO CONTENIDO EN VITAMINA E

La vitamina E ayuda a proteger las células del estrés oxidativo. Garantizamos al menos 17,2 mg de vitamina E en 100 g de nuestro aceite de oliva virgen extra 22°, lo que supera la cantidad diaria recomendada.

POLIFENOLES EN EL ACEITE DE OLIVA

El sabor amargo y picante de nuestro aceite de oliva virgen extra de 22° se debe a la presencia de antioxidantes especiales llamados "polifenoles del aceite de oliva".

En conversión a la agricultura ecológica y de acuerdo con los principios de la permacultura, cuidamos el olivar manteniendo el equilibrio entre la fauna, la flora y el cultivo del olivo.

Durante todo el año, los jabalíes surcan el suelo a los pies de los olivos en busca de comida, mientras que las cabras montesas se dedican a hurgar en las ramas más bajas. Ambos producen un abono adicional que se dispersa de forma natural por el olivar. Con el suelo aireado, el agua penetra más fácilmente en el suelo arcilloso-calcáreo.

Al igual que nuestros amigos bovinos y ovinos, las numerosas aves limitan la población de insectos parásitos. En invierno, el zorzal común y la curruca capirotada disfrutan de las suaves temperaturas de Andalucía antes de migrar al este de Europa. En primavera, el carbonero común y el alzacola rojizo construyen sus nidos en el corazón de los olivos.

Podamos los árboles a principios del invierno para protegerlos de forma natural de los depredadores y permitir que el viento sople entre las ramas en primavera, llevando el polen de un árbol a otro.

La cebada, la alfalfa y los tréboles se dejan en barbecho hasta finales de la primavera. Esta cubierta verde mantiene el suelo húmedo y frena la erosión del suelo. La hierba cortada se añade al compost, las ramas de olivo podadas y se mezcla con el estiércol local de las cabras vecinas. Este abono totalmente natural es rico en nitrógeno, carbono, fósforo, celulosa y potasio: un menú completo.

Contact us

Do you have any questions? We will be happy to tell you more about this agricultural and gastronomic adventure.

Can't wait to taste our 22° extra virgin olive oil? Would you like to offer it to a friend or colleague? Tell us how much you would like.

Write to us on whatsapp +34624245883 or by email huiledolive22degres@gmail.com

If you wish to observe the chameleons in our olive trees or even participate in the harvest, our 3 gites located 20 minutes away are available for rent, click here.

See you soon!